lunes, 26 de mayo de 2014

Buscando información: ayer y hoy

Hoy, en la clase de Computación, los chicos de 4to grado estuvieron aprendiendo más acerca de las plantas. ¿Suena raro no? Pero no lo es tanto... El asunto es así: Resulta que la Seño les había propuesto un par de temas para investigar: las plantas, su germinación, sus partes, entre otras cosas. Ahí fue entonces cuando pensamos y debatimos en dónde podemos buscar esa información: propusimos libros, diccionarios, paginas web, Wikipedia, videos de YouTube, entre otras cosas. Por suerte había mucha información disponible en la web. Tanta, que hasta se hizo difícil elegir cuál convenía usar.

El problema de ayer ¿En dónde busco?
Fue entonces cuando los profes le contamos a los chicos que buscar información en casa antes de que exista Internet era bastante difícil: tenías que pensar en qué libro de tu casa la podrías encontrar, y si no era suficiente, había que recurrir a la biblioteca del barrio. Por supuesto, esto sigue siendo hoy una muy buena opción. Pero claro, la informática nos permite actualmente buscar y encontrar mucho más rápido entre la inmensa cantidad de información disponible. Así es como buscar y encontrar información ya no es el principal problema. Hoy existen numerosas herramientas como los sitios que ya tienen debidamente organizada y clasificada la información: se llaman buscadores. Lo más famosos son Google, Bing y Yahoo.

https://www.google.com.ar/

http://www.bing.com/?setlang=es
El problema de hoy ¿Con cuál me quedo?
Pero también aprendimos que no todo es tan sencillo. Ante tanta información es difícil saber cuál es la mejor, cuál es la que está bien o la que está mal; cuál es la que corresponde perfectamente con lo que se nos pidió para trabajar. Ahí es en donde debemos volver a utilizar nuestra propia inteligencia. Para poder decidir cuál de los miles de resultados que puede lograr una búsqueda son los que nos conviene utilizar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario